NUCLEUM

62,99

Cuando Elsa von Frühlingfeld usó uranio recientemente aislado para calentar una jarra de agua y, luego, empleó el vapor resultante para impulsar un motor en un proceso que ella denominó «atomización», una nueva era de energía amaneció. Su dispositivo, llamado «Nucleum», convirtió a Sajonia en el centro de la ciencia y la ingeniería europeas. Ahora, una generación después, inventores, ingenieros e industriales acuden a la corte sajona para convertirse en el líder de esta nueva revolución industrial.

Sin existencias